Pedro Alonso Cabrera
Coach Consejo Mediación

Depresión y medicación

Depresión y medicación

Algunas personas se resisten a tomar medicación cuando es la primera vez que padecen depresión. Por esta razón me gustaría explicarte algunas cosas sobre la medicación para la depresión, o mejor dicho “la tendencia a sentirse deprimido”.

Esa sensación a sentirse deprimido, flojo, vacío, sin ilusión… puede ser generada en nuestra mente, desde dos mecanismos, y ambos producen la misma sensación:

Cuando ocurre algo en nuestra vida, normalmente de dificultades continuas ante las que anteponemos nuestras fuerzas, pero sin resultado aparente. Eso hace que sintamos que nuestro esfuerzo no anterior no ha valido la pena y por tanto uno se pregunta “para qué continuar”. Si en ese momento analizamos los valores de determinadas hormonas en esas personas, veríamos que han sufrido alteraciones. Es decir una situación EXTERNA al individuo, ha conseguido cambiar los valores de determinadas sustancias INTERNAS, lo que genera un determinado estado de ánimo.

Cuando hay un determinado déficit hormonal porque no se producen de forma natural (sustancias naturales INTERNAS), las personas también manifiestan los mismos síntomas depresivos que las personas del punto 1, aunque no hayan tenido dificultades nunca: ni en el pasado ni el presente. Sin embargo, aunque a ellas no les ha pasado nada especialmente negativo en sus vidas, ese déficit hormonal les genera una tendencia a ver o sentir lo que ocurre a su alrededor o en su vida, como negativo.

En otras palabras: el déficit o desequilibrio de esas sustancias generan el sentimiento de desánimo, desilusión, flojera vital… en definitiva lo que denominamos «depresión».

En resumen: si te ocurre algo, se produce una alteración hormonal y sientes depresión (incluso han cambiado los niveles hormonales), pero también, aunque no te ocurra nada, si tuvieras una alteración hormonal porque el cuerpo no lo genera correctamente, también te sientes deprimido.

Es decir, hay proceso de ida y vuelta:

los factores externos hacen que cambien los niveles hormonales y se produce sensación depresiva, y si factores internos cambian dichos niveles, también se produce sensación depresiva.

Estos “fallos” corporales pudiéramos compararlos a otro tipo de “fallos corporales” que nuestra sociedad tiene más asumidos:

Si falla la forma del globo ocular, vemos mal, nos ponemos gafas –y no pasa nada-, salvo en ocasiones que la persona se acompleja por llevarlas.

Si con el tiempo falla el oído, pones audífonos y comenzamos a oir,

Si no generamos insulina y tenemos diabetes, la suplimos inyectándola.

Etc.

Como ves, el ser humano tiene muchas carencias. Casi todo el mundo padece una, dos o tres. Y por suerte, en este momento de nuestra evolución podemos suplir esas carencias de forma artificial para disfrutar de la vida.

La cuestión es que, cuando las carencias tienen que ver con el mundo psíquico (depresión por ejemplo), solemos tener prejuicios porque es algo que “no se ve tan claramente” y entonces no entendemos por qué tenemos que tomar tal o cual medicamento.

Si tienes una determinada tendencia a que tus niveles hormonales se desajusten, pues tienes la opción de ajustarlos médicamente. ¿Por qué no? ¿Acaso no lo hacemos diariamente los que tenemos la tensión alta o baja?

No se trata de que estés engañando a tus sentimientos con esa medicación, porque te lleva a un nivel “normal” de ver las cosas. Muy al contrario: te lleva al nivel en que hay que verlas, como la mayoría de la gente con niveles compensados la ve. También se deprimen por supuesto, pero el cuerpo tiende a regularse y eso le ayuda a afrontar mejor los problemas del entorno, de su vida, de su pasado y su presente.

Entiendo que esta respuesta ha sido más científica que psicológica, pero creo que es bueno que tengas una visión ajustada de tu problema y no tan dramática como tiendes a intratarla y valorarte.

Acepta la medicación que tu médico te prescriba y si la complementas con un tratamiento psicológico, los resultados serán mejores, más rápidos y más permanentes en el tiempo.

Pedro Alonso Cabrera
Psicólogo



Consulta mas consejos y sugerencias en

Facebook . Blogger
Consulte su caso Pida una cita Taller Soledad Mediación Consulte OnLine