Esta web utiliza cookies, Vea nuestra política de cookies, aquí. Al continuar navegando acepta las mismas.
Política de cookies
aconsejame.net
Coach Consejo Superación

Tócame

¡Que poco nos tocamos!

En la cultura latina los hombres no se tocan entre sí. Desde pequeños nos enseñan que eso no es cosa de “hombres”.

Y luego, de mayores, aprendemos que tocar a personas del otro sexo puede tener un significado muy personal, así que terminamos tocando sólo a nuestra pareja y dándole la mano (o un beso) al resto del mundo.

Si pudiéramos llevar un cartel que dijera “Tócame, no me molesta”, muchos lo harían y se acercaría más, y lógicamente otros se sorprenderían preguntando: “¿Ah… si? ¿No me digas que te gusta que te toquen? Sentir el contacto de la gente que te habla. Pues das la impresión de todo lo contrario”.

Y eso es lo que ocurre: que no tocamos y no nos tocan, que nos mantenemos distantes y se mantienen distantes con nosotros.

Comienza tocando a los otros con una sonrisa y ellos te tocaran con sus sonrisas (muchas más de las que tú les des).

Continúa poniendo tu mano izquierda sobre la derecha del otro cuando saludas y harás llegar mucho más afecto que de costumbre.

Da a entender que estás abierto (o abierta) a que te toquen, a que quieres sentir en tu piel las manos de los otros, su calor, su afecto, su cariño…

Pero tienes que empezar tocando, haciendo llegar tu calor, tu afecto, tu cariño… primero despacio, buscando los límites del otro y luego abiertamente, tal como te lo pida tu estado de ánimo o lo necesiten de tí.

Has saber a los demás que llevas un cartel que dice:

” Puedes tocarme: ¡Tócame! ”

(Envía este artículo a alguna persona amiga y entenderá tu mensaje)

aconsejame.net

Consulta mas consejos y sugerencias en

Facebook . Google+ . Blogger
Consulta Urgente Consultar OnLine Consultar email Pedir Cita

Las aportaciones de este sitio web son totalmente gratuitas y altruistas para beneficio y ayuda de todas aquellas personas que pudieran necesitar de estos consejos y reflexiones.

Y recuerda...

Las oportunidades no pasan, las creas.

Imposible será si no lo intentas.

Sé la mejor versión de tí mismo.

Que tus miedos no ocupen el lugar de tus sueños.

En ocasiones, seguir implica comenzar de nuevo.